50 años de presencia en Panamá

El Vicariato de Sto. Tomás de Villanueva de Panamá, nacido en el seno de la provincia Matritense, ha celebrado con diversos e importantes actos el 50 aniversario de la presencia agustiniana en Panamá. Antes de este periodo reciente hubo en Panamá varios obispos agustinos, así como misioneros recoletos en el convento de S. José a partir de 1612, quienes forman parte todavía de la orden. El vicariato ha llevado a cabo una eficiente promoción vocacional. De hecho, el crecimiento en número de religiosos ha permitido atender otras necesidades de la Iglesia, como parroquias de la capital o otras en Ciudad Neiri, Costa Rica, o Chorrera. Por otra parte, también se ha conseguido ayudar a colegios en David y Penonomé y, recientemente, a un noviciado interprovincial también situado en Penonomé.

Los cincuenta años han sido celebrados con diversos actos de gran impacto social y eclesial. Así, el acto de apertura tuvo lugar en Tolé, donde se inició el proceso de canonización del P. Moisés González. Además, se celebró un encuentro de fraternidades laicas en Chitré; una velada académica en la universidad Sta. María la Antigua de Panamá; la asamblea semestral del vicariato y una gala agustiniana. Finalmente, la clausura se celebró en Penonomé, en la que participaron los obispos de Panamá y Colón, ambos agustinos y miembros del vicariato, el cardenal obispo de David ─que es agustino recoleto─, el obispo de la diócesis, el prior general de la orden y el provincial de la provincia Matritense, varios miembros del consejo provincial, los miembros del vicariato, laicos de fraternidades, parroquias y colegios, y algunos agustinos que trabajaron un tiempo en Panamá, entre muchos otros.

Marcar el enlace permanente.