XVI Congreso de la Amistad – Valdeluz 2017

LA EDUCACIÓN MULTIDISCIPLINAR: DE ESTUDIANTES A PERSONAS COMPROMETIDAS”

Hoy en día contamos con abundantes investigaciones donde se constata que, a pesar de que los niños, niñas y jóvenes de hoy en día tienen a su disposición y cuentan con más información que en ninguna otra época, este hecho no implica, sin embargo, que dicha cantidad de información (disponible y/o asimilada) tenga como consecuencia personas más comprometidas en la búsqueda de respuestas a las problemáticas de la sociedad contemporánea. La actual generación de niños, niñas y jóvenes es, con creces y sin ningún género de dudas, la más conocedora y consciente de las problemáticas sociales del tiempo que les ha tocado vivir. Sin embargo, no hay niveles de compromiso ciudadano significativamente mayores que antes. Si tomamos el ejemplo de la educación medioambiental (un campo de la educación ciudadana que se ha desarrollado enormemente durante los últimos 50 años), la investigación confirma que, si bien se han logrado avances notables en la toma de conciencia ambiental, ésta no se ha traducido necesariamente en un mayor compromiso eco-ciudadano, salvo excepciones puntuales como el reciclaje o el ahorro de agua, que no es poco, pero no es suficiente. Lo mismo sucede con otros aspectos de la educación ciudadana, tales como la educación para la diversidad cultural y cosmopolita, la educación del consumo responsable o la educación para la paz. Es por ello que centros de investigación educativa en muchas universidades del mundo han empezado a preocuparse por el tema y una de las cuestiones cruciales que se trata de resolver hoy en día concierne la manera de educar para que los estudiantes de primaria y secundaria, además de estar bien informados, hagan de esa información el motor de un compromiso por un mundo mejor (más sano, justo y digno para todos los seres humanos), un compromiso que es social, que es ciudadano.

Desde ahí, en el contexto de la educación ciudadana contemporánea se plantean preguntas como las siguientes. ¿Cómo contribuir a la resolución de los problemas sociales gracias a la educación de los ciudadanos y las ciudadanas?; ¿cuáles son los enfoques, la finalidad y los objetivos pedagógicos que mejor responden a la exigencia contemporánea de preparar ciudadanos comprometidos?; ¿qué tipo de formación necesitan los educadores y educadoras para trabajar por la consecución de esta finalidad formativa?; ¿cuáles son las materias implicadas en dicha formación?; ¿cuáles son los aportes de cada una de ellas?; ¿qué tipos de contenidos deben considerarse en las diferentes disciplinas para la consecución de una formación tendente al compromiso ciudadano?; ¿de qué manera deben ser abordados dichos contenidos?; ¿cómo conectar la información tratada desde las disciplinas con el compromiso ciudadano?; ¿cómo plantear la “colaboración” entre las diferentes materias con vistas a la consecución de una educación ciudadana comprometida con el mundo contemporáneo y sus problemáticas sociales?

La finalidad del XVI Congreso de la Amistad es abordar algunas de estas preguntas, así como otras que surgirán, sin duda, al hilo de la discusión motivada por nuestros invitados.

Adolfo Agúndez Rodríguez

PhD Profesor asociado Universidad de Québec en Montréal (Canadá)

Marcar el Enlace permanente.