Proceso de canonización del P. Moisés

Proceso de canonización del siervo de Dios P. Moisés González Crespo, agustino

 

El P. Moisés González Crespo nació en Renedo, León, el 25 de noviembre de 1941. Ordenado sacerdote el año 1965, solicitó y obtuvo permiso del superior provincial para ir a Panamá, a trabajar como misionero. Desempeñó su servicio pastoral en Chitré y, desde 1973, en la misión de Tolé, que regenta la provincia Matritense.

Su vida fue sencilla, alegre y austera. Se integró muy bien con la población que servía, promoviendo una pastoral carismática y vocacional. Era muy querido, admirado y acogido por la población indígena y campesina de la comarca. Falleció el 18 de diciembre de 1980, cuando se dirigía a atender a la comunidad indígena de Llano Ñopo, arrollado por las aguas del río Tabasará.

La fama de santidad del P. Moisés se difundió en la comarca, como testifican muchos testigos y demuestra la existencia continua de flores en su tumba del cementerio de Tolé. Movido por ese testimonio continuado de más de treinta años, el cardenal obispo de David, Mons. José Luis Lacunza, OAR, decidió iniciar su proceso de canonización, iniciándolo el 18 diciembre 2015

Año y medio más tarde de la apertura del proceso, los días 9 y 10 de marzo 2017, se realizó la exhumación de sus restos del cementerio local y su traslado a la iglesia parroquial de Tolé.

El tribunal constituido para recoger las declaraciones de testigos que conocieron al P. Moisés, o que pueden testimoniar su fama de santidad, realizó su trabajo en el propio Tolé y en las ciudades de David, Chitré y Panamá. Recientemente, en el mes de setiembre de 2018, dos miembros del tribunal se han trasladado a España y, en compañía del P. José Luis Belver, han recogido testimonios de religiosos y seglares en Madrid, Renedo, el pueblo natal del P. Moisés, y en la ciudad de Málaga, que fue el último destino del P. Moisés antes de ir a misiones.

Se espera que en diciembre de este año se pueda cerrar el proceso diocesano en Tolé, Panamá, para el envío de las Actas a Roma y su presentación a la Congregación de los Santos para su estudio y ulterior desarrollo.

Para obtener la gracia de su beatificación, se invita a rezar la siguiente oración:

“Padre Misericordioso, que concediste a tu siervo Moisés espíritu evangélico y misionero que le movió a ser testigo de tu Amor entre los más pobres; concédenos este mismo espíritu para que seamos discípulos y misioneros, dispuestos a entregar la vida donde Tú más nos necesites. Padre bueno, dígnate glorificarlo y concédenos la gracia que confiadamente te pedimos. Por Jesucristo Nuestro Señor. AMÉN”.

Miguel Ángel Orcasitas, osa

Marcar el enlace permanente.