Retiro de Adviento

Retiro de Adviento

Durante el día sábado 6 de noviembre y en la sede de la Universidad María Cristina en El Escorial se unieron cuatro comunidades agustinianas (Comunidad del Colegio Alfonso XII, Comunidad de la Universidad María Cristina, Comunidad de El Escorial y el Profesorio InterProvincial San Agustín) para compartir y vivir el retiro de Adviento, el cual fue dirigido por el P. Pedro Belderraín, Misionero Claretiano.

Las reflexiones se fundamentaron a la luz del recién iniciado año de la Vida Consagrada y en tres documentos al corriente como lo son “Alegraos”, “Escrutad” y la instrucción “Volver a caminar desde Cristo”. Dichos documentos se reflexionaron desde el marco litúrgico del Adviento para que como religiosos renovemos el proceso de permanecer en vigilancia, en regeneración continúa, en esperanza y en “descubrir las posibilidades de vida que se esconden donde parece que la muerte ha puesto su última firma”.

El retiro consto de dos charlas, un espacio de reflexión personal para culminar con la Eucaristía en la capilla de la Universidad. En nuestro caso, por la tarde del mismo día tuvimos una tarde de silencio, contando con la gracia de tener el Santísimo expuesto y un extenso espacio de silencio, de oración personal para culminar con la adoración al Santísimo de forma comunitaria. Fue, en definitiva, un tiempo de gracia, de amor y de esperanza.

Misa de inauguración

Misa de inicio del Año de la Vida Consagrada

En este año dedicado a la Vida Consagrada, uno de nuestros hermanos, Fr. Jude Goyau, nos narra su experiencia como tal,

Los Religiosos, una parte del tronco del árbol de la Iglesia

Me piden que escriba algo sobre la Vida Consagrada. Pienso que quizá no sabré explicarme debidamente: mi deseo y disponibilidad me impulsan a hacerlo; pero pienso que quizá mis palabras no son suficientemente expresivas de lo que mi experiencia, como Religioso Agustino, me hace ver y comprender.

Tras un tiempo de meditación, y después de reflexionar sobre la homilía que el día 30 del mes de noviembre 2014, nos dirigió Monseñor Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid, me parece lo más oportunos, acoger y exponer algunos de sus acertados puntos de vista.

Monseñor indicó que los miembros de la Vida Consagrada podíamos tener estas tres actitudes:

v  Mirar y contemplar a Jesucristo y a la realidad social que nos circunda.

v  Vigilar y escuchar la fuerte llamada que el Espíritu Santo nos hace en la actualidad

v  Velar y remar, como Jesús indicó a sus discípulos: “remad mar adentro

1. Mirar y contemplar a Jesucristo y a la realidad social que nos circunda: asimilar la personalidad de Jesús y observar los interrogantes que nos hace la sociedad…, porque nosotros, los Religiosos, hemos de ser páginas vivas del Evangelio, aplicadas a los padecimientos y alegrías de esta humanidad en la que ahora nos ha tocado vivir.

2. Vigilar y escuchar la fuerte llamada que el Espíritu Santo nos hace en la actualidad. Los Religiosos tenemos la fuerza de mantenernos siempre a la escucha del Señor, en vigilancia permanente, contemplando el rostro crucificado y glorioso de Cristo, para testimoniar su implicación y dar respuesta a los interrogantes de nuestra sociedad, testimoniando así a Jesucristo. ¡Tenemos que dar fuerza y eficacia a nuestra dimensión profética!

3. Velar y remar, como Jesús indicó a sus discípulos: “remad mar adentro”; es decir, hacer presencia vivificante de la caridad de Cristo en medio de los hombres, caminar por las huellas de Jesucristo. El mundo espera en nosotros como el reflejo concreto del obrar de Jesús, de su amor sin privilegio.

En síntesis, como fruto de mi corta experiencia, puedo decir que tengo la impresión de que los Religiosos formamos parte del tronco del árbol de la Iglesia, que debe continuar hoy la misma misión de Cristo, raíz, norma y meta de nuestro cotidiano vivir. De ahí queseamos signos de esperanza y de amor de Cristo para los corazones abatidos, humillados, sufridos y cansados”.; porque estamos llamaos a ser “rocas cimentadas y alimentadas en la Roca de Cristo para conducir a todos hacia la Casa de Dios”. ¡Ahora es tiempo de que sembremos; Dios hará que fructifique dónde y cuándo Él en su Divina Providencia lo determine! ¡Debemos aprender a vivir no sólo en la fe, sino de la fe y desde la fe!

La fuente de alimentación, para llevar a cabo todos estos servicios y otros, radica en una comunicación profunda y directa con Dios, de la cual salimos de nosotros mismos para trascendernos: encontrar y proyectar la intimidad con Dios en nosotros mismos y en los más débiles, desplegando, como Jesús, intensa vida de amor.

Seguid orando por nosotros para que seamos fiel a la misión de Cristo y capaces de cumplirla.

Ordenación diaconal

Ordenación diaconal de Fr. Tiago M. Alberto

El pasado domingo 30 de noviembre, Primer Domingo de Adviento, nuestro hermano Fr. Tiago M. Alberto recibió la ordenación diaconal en el “Mosteiro dos Jerónimos”, ubicado en Lisboa. La celebración eucarística fue presidida por el Patriarca de Lisboa, D. Manuel Clemente, junto con sus obispos auxiliares. En total fueron ordenados diez diáconos: cuatro diocesanos y seis hermanos religiosos.

El día antes de la ordenación se realizó una vigilia de oración, esto por la noche del sábado, teniendo como primera intención la vida y vocación de Fr. Tiago. Para el día domingo la misa se programó para las 15:30h, y al final de la celebración se realizó una cena conmemorativa y compartida entre agustinos, familiares y amigos más próximos del nuevo diácono.

Durante la celebración eucarística Fr. Tiago fue acompañado por sus familiares, el P. Agustín Alcalde como Provincial de la Provincia de España, el P. Santiago Sierra como coordinador del equipo de formación del Profesorio InterProvincial San Agustín, los hermanos profesos João Silva y Miguel Santos, las dos comunidades agustinianas de Portugal y la Juventude Agostiniana Portuguesa (JAP).

Expresamos nuestro agradecimiento a Dios por la vida y el servicio de Fr. Tiago y elevamos nuestras súplicas para que desde ahora se configure con Cristo el Buen Pastor. Felicidades y bendiciones a nuestro hermano Tiago.

Celebración en Paracuellos

Visita a Paracuellos, Catedral de los Mártires

El día 16 de noviembre se participó en la misa que se efectúa cada año en Paracuellos, lugar donde reposan 73 beatos mártires agustinos junto a otros religiosos y españoles. La Eucaristía fue presidida por el Obispo de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Pla y concelebrada por un buen número de sacerdotes religiosos, entre ellos los Provinciales de la Provincia de Castilla, España y Matritense.

Mons. Juan Antonio nos recordó que ese lugar es una catedral por la gran cantidad de mártires que allí se encuentran pues reposan religiosos de por lo menos 20 órdenes. Es un lugar para hacer silencio y contemplar el ejemplo de todos ellos por su fe y confianza en Dios.

Para este año y por primera vez se realizó la visita por las distintas siete fosas comunes con el Santísimo, pues son ellos hijos de la luz, hijos desde el amor de Dios y dieron razón de su esperanza. Con ellos y su vida se reafirma el Señorío de Cristo.

Colegio San Agustín de Salamanca

El Secretario Regional de Escuelas Católicas de Castilla y León inaugura la placa que reconoce al Colegio San Agustín como centro educativo Plurilingüe, una vez que ha sido admitido dentro del plan PIPE. El plan consta de 4 fases estando el Colegio en la 2ª por ser centro oficial bilingüe en inglés en Educación Primaria, lo que significa que varias asignaturas las reciben los alumnos en inglés por profesorado especializado. Además esta fase obliga al centro a generar una cultura bilingüe en todas sus acciones, desde la visibilidad en cartelerita, hasta las actividades generales programadas. El plan contempla la colaboración de auxiliares nativos y la ampliación extraescolar a otros idiomas en lo que será la futura “escuela de idiomas San Agustín”.

Ordenación diaconal

Comunidad del Profesorio acompaña en la Ordenación Diaconal de Fr. Bernabé Campo V.

El pasado sábado 8 de noviembre parte de la comunidad del Profesorio Interprovincial acompañó física y espiritualmente a Fr. Bernabé Campo Villacorta, OSA, en su ordenación diaconal, la cual se realizó en la Catedral de la Diocésis de Alcála de Henares junto a cuatro jóvenes diocesanos.

Mons. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Alcalá de Henares fue claro y contundente durante su homilía la cual indicaba a los nuevos diáconos a servir para vivir, mientras que al neopresbítero le invito a hacer suyo el itinerario de Jesús el Buen Pastor. También, indicaba que estos hermanos son un “grito para esta sociedad actual”, pues son jóvenes que con su opción de vida expresan al mundo actual que sí vale la pena vivir de forma casta, pobre y obediente.

Mientras algunos profesos participanban en el encuentro juvenil de Tagaste II otros participaban en la celebración litúrgica de la ordenación Diaconal junto a sus formadores y otros sacerdotes agustinos. Nuevamente felicitamos a Fr. Bernabé y elevamos nuestra súplica para que su diaconado se fundamente sobre Cristo, aquel que vive par servir y nos lleva al Padre.

Encuentro Tagaste II

Profesos participan y animan el encuentro Tagaste II

El fin de semana comprendido entre el 8 y 9 de noviembre se realizó en el Monasterio Santa María de la Vid el Encuentro Tagaste II, en el cual se logro reunir alrededor de 75 jóvenes que proceden de parroquias y colegios que llevamos los Padres Agustinos, entre ellos algunos que están participando en la catequesis de confirmación y otros que dentro de algunos días recibirán dicho sacramento.

Fueron dos días muy intensos. Durante la jornada se expusieron temas de gran importancia en lo que se refiere al camino que están realizando estos jóvenes y sobre los compromisos que deben adquirir como cristianos. Después de cada exposición los jóvenes se distribuían en grupos donde acompañados por un fraile se compartía y se reflexionaba de una manera más profunda las inquietudes que iban surgiendo en ellos.

También se contó con el testimonio de algunos profesos del Monasterio San Lorenzo de el Escorial que animaban a los jóvenes a no tener miedo de seguir a Jesús y a seguirle con alegría. Uno de los momentos cumbre fue la adoración al Santísimo que se realizó el sábado por la noche, uno de los momentos que más gusta y esperan los jóvenes.

El encuentro culminó el domingo por la tarde con la celebración de la Eucaristía. Llegaba la hora volver a casa, y entre risas, lágrimas y abrazos los jóvenes y el equipo encargado del encuentro se despedían llenos de fuerza para seguir viviendo lo auténtico con Cristo.

Secretariado Interprovincial de Vocaciones

Las cuatro provincias agustinianas de España, integradas en la UPE (Unión de Provincias Españolas), aprobaron el pasado mes de julio, en los diferentes capítulos, participar en el proceso de creación de una única provincia de Agustinos en España. Una de las primeras decisiones prácticas, que ha tomado la Junta de Gobierno de la UPE, es la creación de un Secretariado Interprovincial de Vocaciones (SIV). Este Secretariado nace de la inquietud e interés mostrados por la Junta de gobierno de la UPE y el carácter preferencial que hoy ocupa la promoción vocacional en las opciones de todas las provincias. Es, además, tiempo para ir dando pasos prácticos y efectivos para presentar la validez de la vida religiosa agustiniana. Este SIV quiere contribuir a la promoción de la vida religiosa en el mundo juvenil, buscando ser significativos y atractivos para los jóvenes que conviven con nosotros en nuestras distintas obras.

El Secretariado que acaba de nacer, trabajará en estrecha relación con la COMISIÓN INTERPROVINCIAL DE PASTORAL, VOCACIONES, MISIONES Y NUEVA EVANGELIZACIÓN, y será el encargado de organizar las actividades vocacionales para las cuatro provincias agustinianas de España.

Para dinamizar y llevar a cabo esto, los Provinciales han designado a cuatro religiosos, P. Víctor Fernández, P. Pablo Tirado, P. Alejandro Vicente y P. Iván David Pérez, siendo este último, el coordinador del Secretariado.

Teniendo en cuenta que no es tiempo de lamentos, en el ámbito vocacional, sino de intentar buscar alternativas que hagan visible y significativa la vida religiosa agustiniana, aceptamos este reto convencidos de que el testimonio de vida, continúa siendo la regla de oro de la pastoral vocacional, y es previo a cualquier labor de promoción. Aunque el contexto vocacional y social sean convulsos, hay que hablar de las vocaciones con sosiego y alejándonos de predicciones fatalistas. Cualquier reflexión sobre las vocaciones tiene que ir acompañada de compromisos inmediatos y realistas. De lo contrario podemos provocar, involuntariamente, el desánimo colectivo. Precisamente, ese será nuestro primer objetivo como Secretariado Vocacional, dinamizar y promover el paso de los proyectos teóricos a las realizaciones efectivas.

En nuestra primera reunión y, tras un pequeño debate sobre la situación actual de la vida religiosa agustiniana en España, concluimos que, a partir del análisis de la realidad, era el momento de proponer una serie de acciones concretas. Por ello, el SIV presenta la siguiente programación, encaminada a ir generando una cultura vocacional que propicie planteamientos similares en los jóvenes.

Encuentro vocacional en el Monasterio de El Escorial, los días 24, 25 y 26 de octubre de 2014. (Encuentro ya realizado, contando con la participación de diez jóvenes con inquietud vocacional)

Pascua rural vocacional del 2 al 5 de abril de 2015.

Camino de Santiago vocacional del 2 al 12 de julio de 2015, tomando León como punto de partida.

Encuentro vocacional en el Monasterio de El Escorial, los días 19, 20 y 21 de junio. (Incluyendo en el mismo un concierto/testimonio en Madrid)

•Se elaborará un guión mensual para la celebración comunitaria de la Eucaristía vocacional que se hará llegar a los encargados de pastoral de cada casa.

•Se celebrarán oraciones vocacionales mensuales en Madrid, abiertas a todos los grupos agustinianos, siendo rotativas las sedes. La primera será el 13 de noviembre – coincidiendo con el nacimiento de Nuestro Padre– en el colegio San Agustín (C/ Padre Damián, 18).

•Finalmente, los miembros del SIV, hacemos un ofrecimiento a todas las comunidades para participar –según sus posibilidades– en cualquier iniciativa de carácter vocacional (Retiros, campañas, jornadas vocacionales…) y de este modo contribuir a crear una mayor sensibilidad ante una opción pastoral de primera fila.

Con ilusión y entusiasmo afrontamos estas iniciativas teniendo claro que nuestra confianza no nace de nosotros mismos, de nuestras capacidades y recursos para promover vocaciones, sino que está arraigada en la certeza de que es Dios el más interesado en dotar a su pueblo de consagrados que sean testigos fieles de Jesucristo y su Evangelio.

Ojalá, que todos, apostemos con convencimiento y autenticidad, por hacer germinar una cultura vocacional que nos lleve “a ser audaces y creativos en esta tarea de repensar los objetivos, las estructuras, el estilo y los métodos evangelizadores de las propias comunidades” (Evangelii gaudium, 33).

Encuentro de frailes jóvenes

Durante el fin de semana, del 31 de octubre y 1, 2 de noviembre, nos hemos reunido en Bilbao, los frailes más jóvenes de las provincias españolas. Ha sido un encuentro fraterno, con un gran ambiente y en el que hemos tenido tiempo para rezar juntos, pasear, escuchar, reflexionar, etc…

En la línea de ir caminando juntos hacía la unión de las provincias, se ha generado un clima de amistad muy reseñable, donde las opiniones de los jóvenes están en la misma línea y el convencimiento de caminar juntos, es cada vez más grande.

Contamos con el testimonio de vida de Borja y Elena, pertenecientes a la asociación “Soietxe”, y que nos hablaron, a corazón abierto, de como se puede salir de situaciones difíciles, y como ellos esperan de nosotros, religiosos y sacerdotes, algo muy sencillo, que seamos expertos en humanidad. Sin duda, un mensaje que caló muy hondo en todos nosotros y que esperamos poner en práctica. Hubo tiempo para conocer las casas y obras de los agustinos en Bilbao, y compartir la Eucaristía con la comunidad de Lujua.

Sin duda, lo más importante fue, reencontrarse con los hermanos, charlar amigablemente y animarnos mutuamente a continuar en el seguimiento de Jesús, desde la vida agustiniana, con esperanza y alegría.

Con la idea de volver a vernos pronto, nos despedimos unos de otros, con la certeza que estos encuentros son necesarios y satisfactorios.