Proceso de canonización del P. Moisés

Proceso de canonización del siervo de Dios P. Moisés González Crespo, agustino

 

El P. Moisés González Crespo nació en Renedo, León, el 25 de noviembre de 1941. Ordenado sacerdote el año 1965, solicitó y obtuvo permiso del superior provincial para ir a Panamá, a trabajar como misionero. Desempeñó su servicio pastoral en Chitré y, desde 1973, en la misión de Tolé, que regenta la provincia Matritense.

Su vida fue sencilla, alegre y austera. Se integró muy bien con la población que servía, promoviendo una pastoral carismática y vocacional. Era muy querido, admirado y acogido por la población indígena y campesina de la comarca. Falleció el 18 de diciembre de 1980, cuando se dirigía a atender a la comunidad indígena de Llano Ñopo, arrollado por las aguas del río Tabasará.

La fama de santidad del P. Moisés se difundió en la comarca, como testifican muchos testigos y demuestra la existencia continua de flores en su tumba del cementerio de Tolé. Movido por ese testimonio continuado de más de treinta años, el cardenal obispo de David, Mons. José Luis Lacunza, OAR, decidió iniciar su proceso de canonización, iniciándolo el 18 diciembre 2015

Año y medio más tarde de la apertura del proceso, los días 9 y 10 de marzo 2017, se realizó la exhumación de sus restos del cementerio local y su traslado a la iglesia parroquial de Tolé.

El tribunal constituido para recoger las declaraciones de testigos que conocieron al P. Moisés, o que pueden testimoniar su fama de santidad, realizó su trabajo en el propio Tolé y en las ciudades de David, Chitré y Panamá. Recientemente, en el mes de setiembre de 2018, dos miembros del tribunal se han trasladado a España y, en compañía del P. José Luis Belver, han recogido testimonios de religiosos y seglares en Madrid, Renedo, el pueblo natal del P. Moisés, y en la ciudad de Málaga, que fue el último destino del P. Moisés antes de ir a misiones.

Se espera que en diciembre de este año se pueda cerrar el proceso diocesano en Tolé, Panamá, para el envío de las Actas a Roma y su presentación a la Congregación de los Santos para su estudio y ulterior desarrollo.

Para obtener la gracia de su beatificación, se invita a rezar la siguiente oración:

“Padre Misericordioso, que concediste a tu siervo Moisés espíritu evangélico y misionero que le movió a ser testigo de tu Amor entre los más pobres; concédenos este mismo espíritu para que seamos discípulos y misioneros, dispuestos a entregar la vida donde Tú más nos necesites. Padre bueno, dígnate glorificarlo y concédenos la gracia que confiadamente te pedimos. Por Jesucristo Nuestro Señor. AMÉN”.

Miguel Ángel Orcasitas, osa

Conferencia sobre Santo Tomás de Villanueva

Con el título “Santo Tomás de Villanueva, de santo a doctor de la Iglesia” el P. Miguel Ángel Orcasitas ha pronunciado en Villanueva de los Infantes una conferencia, por invitación de la Universidad Libre de Infantes, Sto. Tomás de Villanueva. La promoción del título de doctor para el arzobispo de los pobres está motivando múltiples actividades allí donde su nombre es conocido y venerado.

 

La Escolanía del Monasterio de El Escorial en China

La Escolanía del Real Monasterio de El Escorial invitada a celebrar varios conciertos en China

La Escolanía del Real Monasterio de El Escorial, comenzó su gira el pasado 18 de agosto en Shanghai, la capital económica y la más poblada del país, en un concierto que tuvo como escenario el Shanghai Symphony Orchestra Concert Hall.

Tras este primer concierto, la gira continuó al día siguiente en Nanjin, en el Lichi Grand Theatre, finalizando los días 24 y 25 de agosto en la capital Beijing, con dos conciertos el 24 en la University Hall y el último en el Concert Hall, tras el cual regresaron a España.

Esta gira se une a las ya realizadas este año en Alemania y Rusia, donde cosechó un gran éxito de crítica y público, de manera especial en este último país donde los conciertos de la Escolanía tuvieron un gran reflejo en la prensa.

Belleza tan antigua y tan nueva

En la entrega del Premio de “L’Esplendor de la Mediterrània”
Fundació Amics del Patrimoni
Palma, sábado 18 de agosto de 2018.

 

¡Tarde te amé, belleza tan antigua y tan nueva, tarde te amé! Y he aquí que tú estabas dentro de mí y yo fuera, y por fuera te buscaba; y deforme como era, me lanzaba sobre las bellezas de tus criaturas. Tú estabas conmigo, pero yo no estaba contigo. Me retenían alejado de ti aquellas realidades que, si no estuviesen en ti, no serían. Llamaste y clamaste, y rompiste mi sordera; brillaste y resplandeciste, y ahuyentaste mi ceguera; exhalaste tu fragancia y respiré, y ya suspiro por ti; gusté de ti, y siento hambre y sed; me tocaste, y ardo en deseos de tu paz.” Conf. 10, 27, 38.

Amigos:

Este sugerente y revelador texto del genio de Hipona, el obispo Agustín, sintetiza a las mil maravillas lo que puedo decir a la hora de dar gracias y cantar la novedad y excelencia de la belleza, que es lo que –en el origen, en el fondo y en la forma– hace que la Fundació Amics del Patrimoni, haya puesto sus ojos en tres iglesias de Mallorca, para reconocer la excelencia y la belleza.

La Basílica i parròquia de Sant Miquel, la Església de la Mare de Déu del Socors, ambdues a Palma de Mallorca, i la parròquia de Santa Maria dels Ángels de Pollença recullen agraïdes aquest reconeixement de la Fundació Amics del Patrimoni amb senzillesa i amb el propòsit de seguir amb entusiasme evangèlic la labor d’incrementar i cuidar el patrimoni històric i cultural que es tanca entre els seus murs.

Els premis que atorga la Fundació en aquest esdeveniment de “L’Esplendor de la Mediterrània” estan dirigits al reconeixement de la feminitat i la bellesa. No hi ha dubte que l’haver posat la mirada a l’Església, que és femenina en paraules del Papa Francecs, concretant-ho en tres temples de Mallorca, que en els últims anys han experimentat un singular canvi en la cura del patrimoni i del culte, manifesta una originalitat digna d’encomi. Gràcies pel reconeixement, gràcies per la visibilitat que amb això ens donaus i gràcies per reconèixer l’esforç i el lliurament que amb entusiasme ens han emprat en temps i energies.

Es verdad que la Iglesia siempre, entre luces y sombras –a qué negarlo–, ha ocupado un lugar destacado en la creación y expansión de la cultura, las bellas artes de la arquitectura, la escultura y la pintura, la música, la literatura… recogen muestras selectas del hacer del hombre desde la fe que han configurado el ser y el hacer de la humanidad, de la civilización en la historia.

Pero, y aquí vuelvo al pensamiento de San Agustín en las Confesiones, la belleza tan antigua y tan nueva, tiene en el corazón del de Hipona un nombre propio y es Jesucristo. “Tú estabas dentro de mí y yo estaba fuera y por fuera te buscaba…”. Infeliz aquél que busca la belleza en las cosas de fuera. Para Agustín el encuentro con la Verdad fue experiencia de la belleza, de lo bello, de lo armónico, de lo bien trazado, lo bien empleado, lo bien sugerido. Es el pulcrum en estado puro. Nada hay superior a él. Está ante Dios, belleza siempre antigua y siempre nueva.

Y en este mundo desordenado y roto, confuso y desesperanzado… necesitamos testigos de la belleza, que vengan a decirnos con la vida, no tanto con la palabra, que la belleza auténtica acontece dentro del corazón del hombre, más allá de su pensamiento y creatividad expresa, que no son más que meros y superficiales reflejos del acontecimiento de luz y salvación que sucede dentro del corazón. Maestros del encuentro, que vengan a gritar con hechos de vida y gestos de libertad, de justicia, de comunión, de caridad… que Dios habita dentro y que es bello en sí, con esa novedad que tiene la frescura de la creación, la intensidad absoluta del que hace nuevas todas las cosas (Ap 21, 5).

Perquè, amics, el de fora, l’obra que brolla de la mà de l’home és efímera, però el batec, la qual cosa esdevé dins, la qual cosa impregna una obra d’art de bellesa i claredat, és fruit del batec de l’home i això sempre-sempre, diguin el que diguin els profetes de la desesperança, té ressons d’eternitat. No passa mai. Mai s’acaba, com l’amor, perquè té la marca del Creador, la marca de Déu.

Moltes graciès a tots i totes per la vostra presència i paciència en escoltar-me.

fray Jesús Miguel Benítez, OSA
Rector de la Església de la Mare de Déu del Socors
Agustins. Palma

L’Esplendor de la Mediterránea

Premio a la Iglesia del Socorro de Palma

 

La Fundación Amics del Patrimoni de Mallorca ha hecho entrega el pasado sábado, 18 de agosto, del premio L’Esplendor de la Mediterránea a la iglesia de Ntra. Sra. del Socorro de Palma de Mallorca, al cuidado de la comunidad de PP. Agustinos.

La Fundación, con motivo de la solemnidad de la Asunción, desde el año 2003, concede este reconocimiento, como homenaje, a mujeres que, por su labor y compromiso con la cultura, destacan en el panorama socio-cultural de la Isla de Mallorca.

Las mujeres premiadas en la edición de 2018 han sido: la arqueóloga e historiadora Dª. Elvira González, la doctora geógrafa Dª. Joana Maria Petrus y la arquitecta municipal Dª. Joana Roca.

Junto a ellas la fundación ha tenido a bien reconocer la labor de cuidado patrimonial que en los últimos tiempos se ha realizado en tres iglesias de Mallorca: la basílica y parroquia de Sant Miquel, en Palma; la parroquia de la Mare de Déu dels Angels en Pollença y nuestra iglesia del Socorro. No cabe duda que este reconocimiento a templos de la Isla es original y sirve como acicate para seguir empleados en la labor del culto litúrgico y atención a los fieles y del cuidado esmerado en la conservación y restauración del importantísimo legado patrimonial (histórico y cultural) que hemos recibido de nuestros mayores. Recibieron el premio por parte de la Parroquia de San Miquel, su rector Mn. Antoni Guillem Gómez; por la Parroquia Pollença, su rector Mn. Francecs Vicens y por la iglesia del Socors, su rector, fray Jesús Miguel Benítez.

Presidió el acto D. Joan Guaita, presidente de la Fundació Amics del Patrimoni, a quien acompañaba en lugar destacado el obispo de Mallorca, Mons. Sebastià Taltavull, y el presidente de ARCA, D. Pere Oliver.

El acto, sencillo en su concepción y desarrollo, comenzó con un recital de bandoneón a cargo del músico y compositor peruano Claudio Constantini, quien demostró con creces el absoluto dominio del instrumento y compartió con el público una impresionante ejecución de diversas piezas musicales, siendo muy aplaudido.

Posteriormente los homenajeados recogieron los premios, de mano del Sr. Guaitia, agradeciendo en nombre de los premiados la distinción la Sr. Inés González y fray Jesús Miguel, con sendos y sentidos parlamentos.

Voluntariado de 8 jóvenes españoles en la Misión de Tolé

El verano pasado 9 voluntarios del colegio Valdeluz, entre ellos 4 profesoras, acompañados por el P. Chema, tuvieron una experiencia maravillosa en Panamá. Después pasamos por las clases del colegio y los grupos de la parroquia para dar nuestro testimonio. Fue así como a varios chicos del grupo Scout San Pablo del colegio les entró la curiosidad y el deseo por tener ellos también una experiencia misionera. Después de prepararse adecuadamente con los consejos de otros voluntarios, como Guillermo y Marina, que estuvieron dos años en la Misión, decidieron dar el paso: este año 8 jóvenes de España realizan un voluntariado de un mes en la misión de Tolé, de los PP. Agustinos en Panamá. Son 2 monitores del Grupo Scout San Pablo, David Menéndez y Pablo García, 5 Rutas de grupo scout, Cristina Lázaro, Sergio López, Guiomar Romero, Juncal Larrea y Clara Saldaña y una voluntaria de El Escorial, Patricia Bullón.

Por las mañanas van a visitar las escuelas de las comunidades de la montaña, Realizan talleres de valores con los niños y les ayudan con apoyo escolar. Por las tardes acompañan a los misioneros, colaborando en las dos residencias de estudiantes de Tolé y Llano Ñopo, dando clases de inglés e informática. También realizan talleres con los niños y colaboran en diversas tareas de acondicionamiento de la Misión. Los estudiantes de la Residencia también colaboran en el mantenimiento de las instalaciones: realizan tareas de limpieza, cortan el césped, pintan, cuidan de la pequeña granja etc. El fin de semana permanecen en una comunidad, animando las celebraciones litúrgicas.

Durante su estancia, en dos grupos, alternativamente estarán en Tolé y Llano Ñopo. En el centro misional San José Obrero está la Residencia de Estudiantes San Agustín de Tolé (RESA). Fue fundada hace ya 40 años. Allí 105 chicos y chicas tienen la oportunidad de estudiar, pues de lo contrario tendrían que recorrer varias horas de camino cada día para llegar al colegio de Tolé. Tienen una pequeña biblioteca, sala de informática, comedor y dormitorios.

Llano Ñopo se encuentra en la serranía del río Tabasará, en plena zona de la Comarca Ngábe- Buglé.  Allí la mayoría de sus habitantes son indígenas guaymíes, aunque también hay latinos. Es el último paraje al cuál se puede llegar con “carro”. Debido a esto, muchas gentes de las comunidades vecinas bajan a este lugar  para proveerse de alimentos y mercancías transportadas en dichos carros. Veintisiete años después de la muerte del P. Moisés al cruzar las crecidas aguas del rio Tabasará cerca de la comunidad de LLano Ñopo, los agustinos quisieron rendirle homenaje construyendo en esa misma comunidad de la comarca Ngöbe Buglé una residencia que lleva su nombre. La idea surge de los padres agustinos, que ven cómo el colegio de esta comunidad va creciendo y no hay lugar para que los estudiantes puedan hospedarse con garantías de una buena alimentación y seguridad para sus pertenencias.

Es encomiable la labor de los Delegados de la Palabra y los catequistas, que mantienen viva la fe en la comunidad. Todos los meses acuden a Tolé para recibir la formación necesaria, que junto al “Pan de la Palabra”, les ayuda a dar la catequesis semanal. También vimos cómo se imparte catequesis a los niños y a los jóvenes, antes o después de la Eucaristía.

Los agustinos han conseguido que llegue la carretera a lugares muy apartados, la canalización del agua, la instalación del centro de salud, la creación de las residencias de Estudiantes RESA en Tolé y Padre Moisés en Llano Ñopo, la construcción de casas de acogida para aquellos que van de paso, la edificación de capillas en todas las comunidades, la creación de talleres de formación de la mujer…

Desde España les ayudamos en nuestros colegios y parroquias con las llamadas “Becas de Tolé”. Ahora los voluntarios les llevan ayuda económica aportada por los jóvenes de la parroquia con las actividades realizadas durante el año: festival “Panamarte” y “Bar Solidario”. Ahora los voluntarios ofrecen su presencia y ayuda personal. Esperamos que su experiencia sea muy gratificante y nos ayude a intensificar la colaboración con la Misión de Tolé.

P. José María Martín

Medalla de Honor y Gratitud del Consell de Mallorca

Medalla de Honor y Gratitud del Consell de Mallorca al Colegio San Agustín de Palma

El Consell de Mallorca se ha vestido de gala para celebrar el acto solemne de la concesión de las máximas distinciones de la institución insular en este año 2018. El acto se celebró en la tarde del martes 24 de abril, día señalado para la comunidad agustiniana, por celebrarse la fiesta de la Conversión de San Agustín.

El Colegio San Agustín de Palma de Mallorca alcanza así un reconocimiento más de la sociedad civil mallorquina en este curso en que celebra el 125 aniversario de su fundación. El presidente del Consell de Mallorca, M. H. Miquel Ensenyat, al frente de toda la corporación insular, hizo entrega al director general del centro, P. Pedro José Gordo Martín, de la Medalla de Honor y Gratitud, junto al diploma acreditativo.

Otros personajes o instituciones reconocidas con la Medalla de Honor fueron el pintor Joan Riera Ferrari, los sindicatos CCOO y UGT; el Fons Mallorquín de Solidaridad, la historiadora Isabel Peñarrubia, la abogada Francisca Mas, el arqueólogo Víctor Guerrero, el Club Esportiu Consell, el diario Última Hora, que celebra también el 125 aniversario de su fundación, y el atleta Emilio de la Cámara. Junto a estas medallas se dieron los premios Jaume II, que recayeron este año en el deportista Joan Reinoso, los cineastas Jaume Carrió y Laura Gost; el atleta Tòfol Castañer, y a las entidades solidarias Proem Aid y Monti Sion Solidària.

Premio La Esfera Abierta 2018

Dos profesoras del Colegio San Agustín de Salamanca, Ana Hernández y Mayte del Bosque, han sido galardonadas con el 1er. Premio del “VII Concurso de Buenas Prácticas de Innovación Educativa” organizado por  Escuelas Católicas Castilla y León  y la Universidad Pontificia de Salamanca.

El premio se ha concedido por el proyecto educativo La Esfera Abierta  que llevan desarrollando, junto con los alumnos de Secundaria, desde hace 2 años. Es, por tanto, un premio al esfuerzo y creatividad de alumnos y profesoras, un proyecto de trabajo en el aula de tecnología y dibujo pero también fuera del aula y utilizando todo tipo de plataformas, especialmente las digitales y el mundo “on line”.

Muchas felicidades a Ana, Mayte y los alumnos y también muchas felicidades a toda la Comunidad Educativa porque en este reconocimiento personal también está un reconocimiento colectivo al Colegio San Agustín. Como dicen ellas:  “No hay victoria sin esfuerzo, ni derrota sin solución. No hay Vida sin ARTE, ni Arte sin EMOCIÓN”.

Francisco Cantarellas Ballester

50 aniversario de la muerte de fray Francisco Cantarellas Ballester, agustino

En Palma de Mallorca, donde queda firmemente viva su memoria y las selectas huellas de evangelio con que dejó marcados el colegio San Agustín y la Iglesia de Ntra. Sra. del Socorro. Al resguardo de esta Bahía de ensueño, la comunidad agustiniana de Palma, la comunidad educativa del colegio, los fieles del Socorro; su familia, sus antiguos alumnos, quienes le conocieron y trataron, oyeron hablar de él… han hecho memoria viva de fray Francisco Cantarellas Ballester, religioso agustino, que falleció en Palma el 22 de abril de 1968, hace 50 años.

Fray Francisco fue un hombre singular. Humilde, sencillo, de pocas palabras, trabajador incansable, entregado a su tarea; admirado, querido, recordado. Su vida se desenvolvió casi siempre en Palma. Natural de un pueblo del norte de la Isla, Muro, (1884) de una familia sencilla y trabajadora. Ya mozo ingresó en la Orden de San Agustín como hermano no sacerdote, profesando en el Monasterio de El Escorial en 1909. Vuelto a Palma desarrolló su vida en dos tareas fundamentales: como sacristán de la iglesia del Socorro, expandiendo entre los fieles la devoción a Santa Rita de Casia; y como profesor de primeras letras en el anejo colegio San Agustín. Su familia (tuvo dos sobrinos nietos religiosos agustinos), los fieles de la iglesia que le trataron, viejas amistades y sus antiguos alumnos le recuerdan con particular afecto. Resaltan de él su vida interior, su vida de oración. Era un hombre de fe sencilla, pero creíble, transparente. Su misión como profesor, educador, deja una estela de verdad al reconocer que educaba con el ejemplo: con su bondad y su ternura, su paciencia, su exquisito trato. Su vida oculta y su labor de promoción social en el barrio de Sa Gerrería, siempre desde el anonimato, alcanzó luz propia en la memoria de los fieles con la publicación de su biografía. El recuerdo de este humilde hermano agustino permanece vivo como verdadero “apóstol de la sencillez”.

Dos actos celebrados en la iglesia del Socorro de Palma expresaron la memoria viva y la acción de gracias por el testimonio de este hermano. El sábado 21 de abril, a las 19,00 h., presidida por el P. Pedro José Gordo, director general del colegio San Agustín de Palma, se celebró la eucaristía, participando numerosos alumnos con sus  familias y profesores del centro. Y el domingo 22, presidida por el P. Jesús Miguel, rector de la iglesia, y concelebrada por los PP. José Luis Ovejero, prior de la comunidad, y Baltasar Ramis, sobrino-nieto de fray Francisco, tuvo lugar la solemne eucaristía “in memoriam”, con participación de fieles y amigos.

Qué duda cabe que conservar la memoria agradecida nos permite descubrir en el hoy huellas de verdad y evangelio, que sembraron con esfuerzo los que nos antecedieron en la fe y la esperanza.

fray JM., Rector del Socorro de Palma

Aniversario de D. Juan de Borbón

El martes, 3 de abril, se celebró en Basílica del Monasterio de El Escorial una solemne misa por el eterno descanso de D. Juan de Borbón y Battemberg, al cumplirse el 25 aniversario de su muerte. Asistieron los Reyes eméritos, los Reyes en activo, la Familia Real en pleno, familiares y numerosos amigos invitados. Las tres comunidades agustinianas del Monasterio, Colegio Alfonso XII y RCU María Cristina, recibieron a sus majestades en el pórtico de Basílica y sotacoro. El P. Prior, Modesto García, les hizo el saludo, les dio a besar el lignun Crucis y acompañó a los Reyes en el presbiterio. Presidió la Eucaristía el Sr. Arzobispo Castrense, D. Juan del Río; entre los concelebrantes, estuvo el Abad del monasterio cisterciense de Poblet, Dom Octavio Vila y el P. Provincial M. A. Orcasitas, además de tres capellanes castrenses y el P. José L. del Valle. La Escolanía cantó la misa y varios motetes, con los que dieron realce a la clebración.