50º Aniversario del Colegio Mayor Mendel

Durante el curso 2018-2019 se celebra el 50ºAniversario del Colegio Mayor Mendel. 50 años acogiendo y formando universitarios. Generación tras generación han remarcado sus valores y la importancia que tiene para el centro el concepto de familia para desarrollar una convivencia perfecta y poder vivir una experiencia única dentro del centro. Con motivo de este aniversario, han organizado a lo largo del año una serie de eventos conmemorativos.

Club de Excelencia en Gestión

El 30 de noviembre de 2018, el Colegio Valdeluz recibió formalmente el sello EFQM de calidad, otorgado por el Club de Excelencia en Gestión. Valdeluz se une así a las más de 40 organizaciones del ámbito de la educación de la Comunidad de Madrid que tienen este reconocimiento. El director general y la directora técnica del colegio recogieron el galardón de la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad.

Congreso de FAGAPA 2018

El acontecimiento más relevante de este mes ha sido la celebración del Congreso de Federación de Padres y Madres de alumnos de colegios agustinos (FAGAPA). Se celebró en Málaga, los días 2 a 4 de noviembre, coincidiendo con los 50 años del Colegio Los Olivos y los 100 años de presencia educativa agustiniana en Málaga. El congreso estuvo muy bien organizado, gracias a la implicación de la Junta Directiva del APA y de la Dirección del centro. De la provincia Matritense, además de la presencia numerosa del Colegio Los Olivos, como organizadores y anfitriones, acudió también representación del Colegio Valdeluz.

Celebración en Paracuellos

A los hermanos de la Provincia y particualrmente a los miembros de las comunidades de Madrid y San Lorenzo de El Escorial

 

Madrid, 10 de noviembre de 2018

 

Queridos hermanos:

El obispo de Alcalá de Henares nos ha invitado, por carta de 30 de octubre, a la eucaristía que se celebrará el próximo día 18 de noviembre, a las 12:00 horas, en el Cementerio de los Mártires de Paracuellos, con motivo del LXXXII aniversario del martirio de los 143 beatos cuyas reliquias reposan en él.

En opinión del Señor Obispo, la participación en la Eucaristía servirá para que “el Cementerio de los Mártires de Paracuellos sea percibido como lo que es en realidad: un lugar privilegiado para la peregrinación, testigo de la fe hasta el derramamiento de la sangre de tantos mártires, cuyas vidas y muertes sólo hablan de amor, de perdón y de reconciliación”.

Invito a los hermanos que lo deseen a sumarse a esta celebración, en la que particularmente recordaremos a nuestros hermanos agustinos víctimas de la persecución religiosa e invocaremos su intercesión por la provincia, la orden, la Iglesia y nuestra sociedad actual.

Un saludo fraterno,

Carlos José Sánchez Díaz
Prior Provincial

50 aniversario del Colegio Los Olivos

El viernes 5 de octubre de 2018, han comenzado los actos de celebración del 50 aniversario del Colegio de los Olivos, así como de los 100 años de presencia educativa de los agustinos en la ciudad de Málaga. Para celebrar estos aniversarios, se han reunido en los campos deportivos agustinos de ayer y de hoy, autoridades religiosas y civiles, todos los alumnos del centro, profesores actuales y los que inauguraron el colegio. El acto, presidido por la Virgen de Gracia, Patrona de la comunidad agustiniana de Málaga, ha sido muy emotivo y ha recordado la historia durante estos 50 años de andadura.

La Escolanía del Monasterio del Escorial ha cantado una canción a la virgen y el himno al colegio. Alumnos y profesores emocionados continuaron cantando junto a la Escolanía. También ha ofrecido un concierto en el salón de actos del Colegio, para toda la Comunidad Educativa.

Por la tarde, a las 19:3h. tuvo lugar otro concierto de la Escolanía, para toda la ciudad de Málaga, en la catedral, poniendo el broche de oro en esta celebración. El concierto tuvo dos partes y las canciones fueron excelentemente interpretadas. La catedral estaba llena, porque todo el mundo quería escuchar a la Escolania.

Voluntarios en Tolé (Panamá) 2018

Hace unos meses comenzamos una de las mejores experiencias de nuestras vidas: un voluntariado en la misión de Tolé. Llegamos el día siete de julio, cargados de energía. Cuando planeábamos el viaje nos imaginábamos un voluntariado en el que nos volcábamos con la gente de Tolé y Llano Ñopo, brindándoles nuestra ayuda y poniendo a su disposición todos nuestros conocimientos.

Para que el voluntariado fuera más enriquecedor y llegáramos a más comunidades, las dos primeras semanas nos dividimos en dos grupos de 4 personas uno se quedó en Tolé y otro en Llano Ñopo. Las mañanas las dedicábamos a visitar escuelas donde realizábamos dinámicas y juegos a los niños. Una vez acabado aprovechábamos para visitar familias de esa comunidad y el resto del día los empleábamos en pasar tiempo con los niños de la residencia ayudándoles con las tareas de la escuela.

Acabado el viaje y echando la vista atrás, nos damos cuenta de que, si bien nuestras metas iniciales eran ilusionantes, lo que hemos aprendido y conseguido va mucho más allá. Poder vivir de cerca con las gentes de Tolé y Llano Ñopo y resto de comunidades nos ha hecho entender que la obra de Dios va más allá de conocimientos y virtudes. La felicidad, hospitalidad y sencillez de los que nos han dado cobijo y sustento, nos da certeza de que los valores cristianos siguen presentes en el mundo y concretamente en esta región.

Aprovechamos por tanto, para agradecer a los padres agustinos la inmensa tarea que realizan y poner en valor en valor su esfuerzo y dedicación. Sin duda, su labor supera los límites que se les podrían exigir y permite que la comunidad siga viva y llegue a lugares de muy difícil acceso.

Para terminar, podemos asegurar que, si bien veníamos con la idea de ayudar, estamos convencidos de que esta experiencia nos ha ayudado a crecer como personas y tener un contacto más directo con Dios. Nos sentimos en deuda por la enorme atención y cariño que hemos recibido y ahora aceptamos con ilusión la misión de dar a conocer esta maravillosa experiencia y hacer que otros se animen a vivirla.

Voluntarios Agustinianos. Grupo Scout San Pablo-Valdeluz

Vídeo “Voluntarios Tolé 2018

Proceso de canonización del P. Moisés

Proceso de canonización del siervo de Dios P. Moisés González Crespo, agustino

 

El P. Moisés González Crespo nació en Renedo, León, el 25 de noviembre de 1941. Ordenado sacerdote el año 1965, solicitó y obtuvo permiso del superior provincial para ir a Panamá, a trabajar como misionero. Desempeñó su servicio pastoral en Chitré y, desde 1973, en la misión de Tolé, que regenta la provincia Matritense.

Su vida fue sencilla, alegre y austera. Se integró muy bien con la población que servía, promoviendo una pastoral carismática y vocacional. Era muy querido, admirado y acogido por la población indígena y campesina de la comarca. Falleció el 18 de diciembre de 1980, cuando se dirigía a atender a la comunidad indígena de Llano Ñopo, arrollado por las aguas del río Tabasará.

La fama de santidad del P. Moisés se difundió en la comarca, como testifican muchos testigos y demuestra la existencia continua de flores en su tumba del cementerio de Tolé. Movido por ese testimonio continuado de más de treinta años, el cardenal obispo de David, Mons. José Luis Lacunza, OAR, decidió iniciar su proceso de canonización, iniciándolo el 18 diciembre 2015

Año y medio más tarde de la apertura del proceso, los días 9 y 10 de marzo 2017, se realizó la exhumación de sus restos del cementerio local y su traslado a la iglesia parroquial de Tolé.

El tribunal constituido para recoger las declaraciones de testigos que conocieron al P. Moisés, o que pueden testimoniar su fama de santidad, realizó su trabajo en el propio Tolé y en las ciudades de David, Chitré y Panamá. Recientemente, en el mes de setiembre de 2018, dos miembros del tribunal se han trasladado a España y, en compañía del P. José Luis Belver, han recogido testimonios de religiosos y seglares en Madrid, Renedo, el pueblo natal del P. Moisés, y en la ciudad de Málaga, que fue el último destino del P. Moisés antes de ir a misiones.

Se espera que en diciembre de este año se pueda cerrar el proceso diocesano en Tolé, Panamá, para el envío de las Actas a Roma y su presentación a la Congregación de los Santos para su estudio y ulterior desarrollo.

Para obtener la gracia de su beatificación, se invita a rezar la siguiente oración:

“Padre Misericordioso, que concediste a tu siervo Moisés espíritu evangélico y misionero que le movió a ser testigo de tu Amor entre los más pobres; concédenos este mismo espíritu para que seamos discípulos y misioneros, dispuestos a entregar la vida donde Tú más nos necesites. Padre bueno, dígnate glorificarlo y concédenos la gracia que confiadamente te pedimos. Por Jesucristo Nuestro Señor. AMÉN”.

Miguel Ángel Orcasitas, osa

Conferencia sobre Santo Tomás de Villanueva

Con el título “Santo Tomás de Villanueva, de santo a doctor de la Iglesia” el P. Miguel Ángel Orcasitas ha pronunciado en Villanueva de los Infantes una conferencia, por invitación de la Universidad Libre de Infantes, Sto. Tomás de Villanueva. La promoción del título de doctor para el arzobispo de los pobres está motivando múltiples actividades allí donde su nombre es conocido y venerado.

 

La Escolanía del Monasterio de El Escorial en China

La Escolanía del Real Monasterio de El Escorial invitada a celebrar varios conciertos en China

La Escolanía del Real Monasterio de El Escorial, comenzó su gira el pasado 18 de agosto en Shanghai, la capital económica y la más poblada del país, en un concierto que tuvo como escenario el Shanghai Symphony Orchestra Concert Hall.

Tras este primer concierto, la gira continuó al día siguiente en Nanjin, en el Lichi Grand Theatre, finalizando los días 24 y 25 de agosto en la capital Beijing, con dos conciertos el 24 en la University Hall y el último en el Concert Hall, tras el cual regresaron a España.

Esta gira se une a las ya realizadas este año en Alemania y Rusia, donde cosechó un gran éxito de crítica y público, de manera especial en este último país donde los conciertos de la Escolanía tuvieron un gran reflejo en la prensa.

Belleza tan antigua y tan nueva

En la entrega del Premio de “L’Esplendor de la Mediterrània”
Fundació Amics del Patrimoni
Palma, sábado 18 de agosto de 2018.

 

¡Tarde te amé, belleza tan antigua y tan nueva, tarde te amé! Y he aquí que tú estabas dentro de mí y yo fuera, y por fuera te buscaba; y deforme como era, me lanzaba sobre las bellezas de tus criaturas. Tú estabas conmigo, pero yo no estaba contigo. Me retenían alejado de ti aquellas realidades que, si no estuviesen en ti, no serían. Llamaste y clamaste, y rompiste mi sordera; brillaste y resplandeciste, y ahuyentaste mi ceguera; exhalaste tu fragancia y respiré, y ya suspiro por ti; gusté de ti, y siento hambre y sed; me tocaste, y ardo en deseos de tu paz.” Conf. 10, 27, 38.

Amigos:

Este sugerente y revelador texto del genio de Hipona, el obispo Agustín, sintetiza a las mil maravillas lo que puedo decir a la hora de dar gracias y cantar la novedad y excelencia de la belleza, que es lo que –en el origen, en el fondo y en la forma– hace que la Fundació Amics del Patrimoni, haya puesto sus ojos en tres iglesias de Mallorca, para reconocer la excelencia y la belleza.

La Basílica i parròquia de Sant Miquel, la Església de la Mare de Déu del Socors, ambdues a Palma de Mallorca, i la parròquia de Santa Maria dels Ángels de Pollença recullen agraïdes aquest reconeixement de la Fundació Amics del Patrimoni amb senzillesa i amb el propòsit de seguir amb entusiasme evangèlic la labor d’incrementar i cuidar el patrimoni històric i cultural que es tanca entre els seus murs.

Els premis que atorga la Fundació en aquest esdeveniment de “L’Esplendor de la Mediterrània” estan dirigits al reconeixement de la feminitat i la bellesa. No hi ha dubte que l’haver posat la mirada a l’Església, que és femenina en paraules del Papa Francecs, concretant-ho en tres temples de Mallorca, que en els últims anys han experimentat un singular canvi en la cura del patrimoni i del culte, manifesta una originalitat digna d’encomi. Gràcies pel reconeixement, gràcies per la visibilitat que amb això ens donaus i gràcies per reconèixer l’esforç i el lliurament que amb entusiasme ens han emprat en temps i energies.

Es verdad que la Iglesia siempre, entre luces y sombras –a qué negarlo–, ha ocupado un lugar destacado en la creación y expansión de la cultura, las bellas artes de la arquitectura, la escultura y la pintura, la música, la literatura… recogen muestras selectas del hacer del hombre desde la fe que han configurado el ser y el hacer de la humanidad, de la civilización en la historia.

Pero, y aquí vuelvo al pensamiento de San Agustín en las Confesiones, la belleza tan antigua y tan nueva, tiene en el corazón del de Hipona un nombre propio y es Jesucristo. “Tú estabas dentro de mí y yo estaba fuera y por fuera te buscaba…”. Infeliz aquél que busca la belleza en las cosas de fuera. Para Agustín el encuentro con la Verdad fue experiencia de la belleza, de lo bello, de lo armónico, de lo bien trazado, lo bien empleado, lo bien sugerido. Es el pulcrum en estado puro. Nada hay superior a él. Está ante Dios, belleza siempre antigua y siempre nueva.

Y en este mundo desordenado y roto, confuso y desesperanzado… necesitamos testigos de la belleza, que vengan a decirnos con la vida, no tanto con la palabra, que la belleza auténtica acontece dentro del corazón del hombre, más allá de su pensamiento y creatividad expresa, que no son más que meros y superficiales reflejos del acontecimiento de luz y salvación que sucede dentro del corazón. Maestros del encuentro, que vengan a gritar con hechos de vida y gestos de libertad, de justicia, de comunión, de caridad… que Dios habita dentro y que es bello en sí, con esa novedad que tiene la frescura de la creación, la intensidad absoluta del que hace nuevas todas las cosas (Ap 21, 5).

Perquè, amics, el de fora, l’obra que brolla de la mà de l’home és efímera, però el batec, la qual cosa esdevé dins, la qual cosa impregna una obra d’art de bellesa i claredat, és fruit del batec de l’home i això sempre-sempre, diguin el que diguin els profetes de la desesperança, té ressons d’eternitat. No passa mai. Mai s’acaba, com l’amor, perquè té la marca del Creador, la marca de Déu.

Moltes graciès a tots i totes per la vostra presència i paciència en escoltar-me.

fray Jesús Miguel Benítez, OSA
Rector de la Església de la Mare de Déu del Socors
Agustins. Palma