Alarcón, Luis de (+1554)

BiografíaBibliografía
Camino al cielo

Camino al cielo

Nacido en Alarcón, debió de pertenecer a la misma familia que Juan de Alarcón. No se sabe con certeza ni el año ni el lugar de su ingreso en la Orden y dónde realizó sus estudios; según algunos historiadores de la Orden habría profesado en el convento de Alcalá de Henares. Lo cierto es que en 1520 vivía en el convento de Valladolid y que sus inquietudes reformistas le llevaron a relacionarse con el emperador Carlos V y Felipe II, en los que encontró una benévola acogida. Vivió durante algún tiempo en Italia meridional, donde desempeñó el cargo de prior del convento agustiniano de Lucerino en la Apulia, a cuya provincia había sido incorporado por el Superior general de la Orden.

Ante las que él consideraba inobservancias por parte de algunos religiosos en algunos conventos de la Provincia de España en ese tiempo, redactó, en favor de una más estricta observancia, un Memorial que dirigió a Carlos V y también al cardenal Cervini, protector de la Orden y poco después Papa con el nombre de Marcelo II. El escrito, inicialmente le atrajo no pequeños disgustos e incomprensiones, puesto que la impresión general era que en la Provincia de España se vivía un alto grado de observancia. En todo caso, el respeto y admiración hacia él por parte del general Jerónimo Seripando y la amistad con San Alonso de Orozco, con quien convivió algún tiempo en el convento de Medina del Campo, son la mejor garantía de la rectitud de sus propósitos.

Vuelto a España, se retiró al convento de Granada, donde vivió los últimos años de su vida. Publicó un hermoso tratado sobre la oración, conocido por las primeras palabras de su largo título: Camino del cielo en que se demuestra cómo se busca y se halla Dios de todo corazón cristiano, y se declara la maldad y ceguedad deste mundo. Dedicado a Felipe II, fue impreso en 1547 en Alcalá de Henares y reimpreso en Granada en 1550. El ejemplar que se conserva en la Biblioteca Nacional lleva su firma, que pudiera ser autógrafa. En 1959 el P. Ángel C. Vega preparó una nueva edición de la obra con un interesante prólogo en el que resalta los valores de este gran maestro de vida espiritual. Los motivos que llevaron al autor a escribir esta obra están expuestos en su “Prólogo al lector”. Dice así:”Teniendo, pues, deseos de hacer algún servicio, aunque pequeñuelo, a nuestro Señor Jesucristo y, por su amor, a cualquier humilde y devoto cristiano; y doliéndome de ver en estos nuestros tiempos, tan peligrosos, cómo muchos por vivir tan desacordados de las cosas que siempre deberían meditar y traer delante sus ojos, corren tan de gana por el camino de la perdición, como ciegos desatinados e insensatos; acordé -por despertar mi ánima y la de todos los que se quisieren servir y ayudar de este mi trabajo y amor verdadero con que les amo en nuestro Señor Jesucristo- componer este breve tratado, que trata del ejercicio salubérrimo y salutífero de la meditación sagrada y de las causas y efectos della”.

La crítica especializada ha catalogado la obra del P. Alarcón como “libro místico y su forma literaria, en particular por lo que toca a la dicción, puede ponerse al lado de los mejores de su época”. En él podemos ver admirablemente conjugadas la sencillez con la profundidad y la suavidad con la dureza.

Teófilo Viñas, OSA

Obras

Camino del cielo en que se demuestra cómo se busca y se halla Dios de todo corazón cristiano, y se declara la maldad y ceguedad deste mundo Ioan de Brocar, Compluti 1547, 207 hs. Edición del P. Ángel Custodio Vega en Juan Flors Editor, Barcelona 1959.


Biografías

VIÑAS, T, OSA.,

Agustinos en Cuenca,
Ed. Diputación de Cuenca, Cuenca 1998, pp. 78-80.

Estudios

ANTONIO , NICOLÁS.

Biblioteca Hispana Nova
Matriti 1783, II 18

GALLARDO, BARTOLOMÉ JOSÉ

Ensayo de una Biblioteca Española de libros raros y curiosos
Madrid 1863 I, 62

GUTIÉRREZ, DAVID,

«Fray Luis de Alarcón, O.S.A. Documentos y notas en tomo a su vida y actividades», en La Ciudad de Dios, 170 (1957), pp. 242-257.

SANTIAGO VELA G.,OSA

Ensayo de una biblioteca iberoamericana de la Orden de San Agustín Madrid- El Escorial 1913. Vol I, pp. 76-78.

VEGA, ANGEL CUSTODIO

«Prólogo» en Luis de Alarcón, Camino del cielo. Y de la maldad y ceguedad del mundo, Juan Flors Editor, Barcelona 1959.