Gracia de Kotor

Nació el 27 de noviembre de 1438 en Muo, población situada en el fondo de la bahía de Kotor (Montenegro). Gracia era un hombre de mar y vivió entre comerciantes, marineros y pescadores de las costas dálmatas hasta la edad de treinta años. En uno de sus viajes entró en un templo de Venecia y le conmovió tanto el sermón pronunciado por el agustino Simón de Camerino, que decidió entrar en la misma Orden. Como no había manejado demasiado los libros, fue aceptado de hermano no clérigo en el convento de Monte Ortone, cerca de Padua, que se distinguía por su celo disciplinar.

El hermano Gracia trabajaba en la huerta. Su ciencia fue Dios, la belleza, los frutos del campo, el trabajo como si fuera un deber de oración y de alegría. Abundan relatos sobre su austeridad de vida y la fama de su santidad. Se distinguió por su humildad, espíritu de penitencia y amor a la Eucaristía. Cuando ya había cumplido setenta años, enfermó gravemente y murió el 9 de noviembre de 1508 en la isla de Murano, junto a Venecia. Los restos mortales del beato Gracia fueron trasladados a la iglesia de Muo, lugar de su nacimiento, y allí son venerados.

León XIII confirmó su culto en 1889.

Texto tomado de la página web de la Orden de San Agustín