Manrique, Pedro (+1615)

Nacimiento e ingreso en la Orden

Hijo de los Condes de Puñonrostro, D. Jerónimo Piñeiro y Dña. Francisca Manrique, nació en Nápoles. Ingresó en el convento de Talavera, en el que habría profesado el 9 de julio de 1570, según el P. Andrés de san Nicolás. No obstante, según otros autores, su profesión figuraba en el Libro de Profesiones del Convento de san Agustín de Toledo II, al que hoy le faltan once folios, precisamente los que corresponden a las profesiones de los años 1566-1574.

Oficios en la Orden

Fue Predicador Mayor en el convento de San Felipe el Real de Madrid a partir de 1588; y, como Predicador Mayor, a él le cupo el honor de predicar el sermón en las exequias del Santo Orozco, en el que, según los oyentes, «dijo grandes cosas acerca de su santidad», ya que lo había conocido y tratado los últimos años. Fue Prior del convento de Toledo en 1588 y Asistente General para las Provincias de España e Indias por nombramiento del Papa Clemente VIII en 1593. Al año siguiente fue nombrado por el P. General, fray Andrés de Fiviziano, junto con el P. Gaspar de Saona, Visitador General de los Agustinos de España y Portugal. Presidió el Capítulo de la Provincia de Castilla celebrado en Dueñas en 1595 y de él salió elegido Provincial. En ese mismo año presidió, por encargo del citado P. General, los Capítulos de las Provincias de Andalucía y Aragón.

Nombramientos episcopales

En 1600 fue propuesto por el Rey Felipe III para obispo de Tortosa, siendo preconizado por el Papa el 12 de febrero de 1601. En 1610 el Monarca lo nombró Virrey de Cataluña. Y al año siguiente era elevado a la sede arzobispal de Zaragoza. Acontecimiento importante fue la celebración en esta diócesis de un Concilio Provincial que, iniciado en el día 1 de noviembre de 1614, tendría su clausura el 1 de marzo de 1615. Inmediatamente inició la preparación de un volumen que recogiese todos los documentos para su publicación, pero al sorprenderle la muerte el trabajo quedó inédito.

Muerte

En efecto, vendría a fallecer el día 7 de junio de 1615 y recibió sepultura en la catedral de Zaragoza, en la capilla de Ntra. Sra. de la Nieves, que había sido reconstruida y restaurada por su hermana Dña. Ana Manrique, heredera del título de Condes de Puñoenrostro. Los historiadores de Aragón ponderan las extraordinarias cualidades humanas y las virtudes que adornaron a nuestro personaje.

Escritos

El Sermón predicado en el funeral del Santo Orozco fue publicado al final de las Confesiones, en la primera edición aparecida en 1620. Se conservan inéditos varios otros escritos suyos, como sermones, informes y cartas, así como algunos documentos relativos al Concilio Provincial celebrado en Zaragoza; sabemos que todos ellos se encuentran en el British Museum.

Teófilo Viñas, OSA