Miño, Agustín (+1591)

Ingresó en el convento de san Agustín de Toledo, en el que emitió sus votos el día 10 de febrero de 1575. Sus padres, Juan Sánchez y Clara Martínez, eran vecinos de la villa de Almagro. Al margen de la profesión figura esta lacónica anotación: «Fuese a las Indias Filipinas».

No se sabe la fecha en que se embarcó para aquellas Islas; se supone que lo haría poco después de cursar los estudios de la carrera eclesiástica y una vez recibida la ordenación sacerdotal. Lo cierto es que aparece por primera vez en Filipinas en las Actas del Capítulo Provincial, celebrado en Manila el 16 de mayo de 1584; poco después, en el mismo año, se le daba el título de «Confesor de españoles», cargo este que suponía estar en posesión de profundos conocimientos teológicos, además de ser un religioso ejemplar y experimentado en la virtud. En el siguiente Capítulo de 1587 fue elegido Prior del convento de Ilaua; y en el siguiente pasaría a Baratao para ser Prior del convento que acababa de ser fundado allí, revalidándole, además, el nombramiento de «Confesor de españoles», título este que se concedía a muy pocos.

En cuanto a su muerte —según el P. Isacio Rodríguez—, debió de tener lugar en alguno de sus viajes misioneros a otros poblados o quizás a la ciudad de Manila; sorprendido y apresado por los belicosos zambales, lo asesinaron, cortándole la cabeza. Añaden algunos autores que, a continuación habrían hecho fiesta, llevando la cabeza como trofeo a su poblado. Corría el año 1591.

Teófilo Viñas OSA