Vida religiosa y formación

h-vida-religiosaLa vida religiosa nace de la necesidad de vivir una experiencia más profunda en el seguimiento de Cristo. Pero puede suceder que, con el paso del tiempo y la gran influencia de la sociedad consumista en la que vivimos, se vaya diluyendo hasta perder su sello de identidad.

Por eso, es preciso alentar y promover la observancia y la vida común de las comunidades; insistir en la importancia de la oración y participación en los sacramentos; fomentar la fraternidad y el sentido de pertenencia a la Provincia y a la Orden. mediante la organización de encuentros intercomunitarios para toda la Provincia, o interprovinciales.

También es necesario participar periódicamente en alguno de los cursos de reactualización teológico-religiosa para poner al día nuestra vida y compromiso religioso.

DirectorioFormación PermanenteTaller de EspiritualidadDocumentos eclesiales