Taller de espiritualidad

h-taller-espiritualidadCompartir la búsqueda de Dios desde la interioridad, con toda la riqueza y el dinamismo que encierra, de acuerdo al texto clásico sobre el tema, la invitación de Agustín a volver al corazón, a entrar dentro de sí mismo, a la profundidad, la reflexión y la autenticidad: “No andes por fuera, entra dentro de tí mismo: en el hombre interior habita la verdad. Y si encuentras que tu naturaleza es mudable, trasciéndete a ti mismo, pero no olvides que al remontarte sobre las cimas de tu ser, te elevas sobre tu alma, dotada de razón. Encamina, pues, tus pasos, allí donde la luz de la razón se enciende” (vera rel. 39, 72).

¿Por qué “Taller de Espiritualidad”?

Las vivencias no pueden aprenderse en los libros, ni sirven para mucho los consejos. Se aprende mejor caminando, poniendo en práctica lo que vamos recibiendo. En definitiva, la mejor forma de aprender a orar es haciendo oración.

Palabras de los maestros

Alabar continuamente a Dios con la vida

¿Quién, pues, permanece alabando al Señor continuamente? Te sugiero un medio para que, si quieres, alabes perpetuamente a Dios. Todo ...
Leer más...

Ejercitación del deseo

Lo hace, aunque sabe lo que necesitamos antes de pedírselo y puede mover nuestro ánimo. Esto puede causar extrañeza, si ...
Leer más...

Fe y oración

Si la fe flaquea, la oración perece. ¿Quién hay que ore sin creer? Por eso, el bienaventurado Apóstol, exhortando a ...
Leer más...

Las dos alas de la oración

¡Con qué celeridad se reciben en el cielo las oraciones de los que obran bien! Y esta bondad del hombre ...
Leer más...

Clamor del corazón

Nadie dudará que es vano el clamor que se eleva a Dios por los que oran si se ejecuta por ...
Leer más...

Oración y trabajo

Desearía saber en qué se ocupan los que rehúsan el trabajo corporal. En oraciones, dicen, salmodias, lecturas y contemplación de ...
Leer más...

La tentación aparece en todas partes

En todas las cosas de este mundo, tanto en las buenas como en las malas, aparece la tentación. Los bienes ...
Leer más...

El deseo continuo es tu oración continua

Tu deseo es tu oración; si el deseo es continuo, continua es la oración. No en vano dijo el Apóstol: ...
Leer más...

Dios sabe lo que necesitamos

Hay algunos que no rezan o rezan sin fervor, porque saben, según dijo nuestro Señor Jesucristo, que Dios conoce perfectamente ...
Leer más...

La primera condición del seguimiento

«Es tan grande y tan perfecta la oración, en la cual sujetamos a nuestro Creador nuestra voluntad propia, que con ...
Leer más...

Los bienes superfluos y los pobres

«También debes considerar, que pides para todos y todos piden para ti; porque tengas por cierto que los bienes que ...
Leer más...

Ser señor para servir

¡Oh, válgame Dios, hermano, cuánta es la libertad del varón espiritual, cuán libre del yugo mundano, cuán desatribulado de todo ...
Leer más...

Sentir hambre para ser saciados

«¿A quién, quiénes o qué pedimos? Pedimos al Dios bueno; pedimos nosotros, hombres malos; pedimos, sin embargo, la justicia que ...
Leer más...

La peor crisis de oración

¿No es a veces nuestra oración tan tibia, o más bien fría, y aún casi nula, o totalmente nula, que ...
Leer más...

Método de oración. Postura corporal

No hay prescrita postura corporal para la oración, con tal que el espíritu, puesto en la presencia divina, cumpla su ...
Leer más...
Materiales

Capítulo de renovación

INVITACION A LA ORACIÓN He aquí el tiempo favorable, en el que estamos invitados a renovar nuestro compromiso religioso. Pongamos ...
Leer más...

Oración para pedir amor a Cristo

Te pido, Salvador amantísimo, que te manifiestes a nosotros, que llamamos a tu puerta, para que, conociéndote, te amemos solo ...
Leer más...

La fe, un acto de amor

La fe no puede ser la consecuencia de un razonamiento lógico. Aunque implica la reflexión y al razonamiento, es ante ...
Leer más...

Notas para ejercicios espirituales

1. Solución y signo “El Arca no es una solución, sino un signo” ( p 35). 2. Conocer a Dios ...
Leer más...

Mejorar nuestra liturgia de las horas

Introducción A los ministros sagrados se les confía de tal modo la Liturgia de las Horas que cada uno de ...
Leer más...

La vida: tiempo para aprender amar

[La vida le había enseñado]... que vivir es un poco de tiempo concedido a nuestras libertades para aprender amar y ...
Leer más...

DirectorioFormación PermanenteVida religiosa y formaciónDocumentos eclesiales